De acuerdo con la legislación vigente le informamos que esta web usan cookies para mejorar la experiencia de navegación así como para fines estadisticos. Si continua la navegación se dará por aceptada la utilización de cookies. Más información.x

guía turística

Recorriendo de Calpe hasta Denia

A tan solo unos 75 km del Aeropuerto de Alicante se encuentra Calpe, una bella ciudad costera donde se puede contemplar el majestuoso peñón de Ifach, y puede ser el punto de partida para llegar hasta Denia pasando por paraísos como Moraira, los cabos de La Nao y San Antonio y Javea


Calpe

Bajo la atenta vigilancia del acantilado más alto del Mediterráneo, el Peñón de Ifach, Calp ha crecido a ambos lados de la Gran Roca, símbolo e imagen de la Costa Blanca. Su condición de destino turístico desde los años 30 es debido, sobre todo, a la calidad de sus playas, de arena fina y la limpieza de sus aguas. El municipio guarda vestigios del pasado en su casco antiguo y curiosidades como las ruinas de los Baños de la Reina, y la de unas antiguas salinas. Su puerto pesquero presenta una imagen muy animada y junto a el se suceden restaurantes en los que degustar pescados y mariscos de la zona.


Javea

Dejando atrás Moraira llegamos hasta Jáve. Enmarcada por los cabos de San Antonio y de La Nao, está pequeña población se extiende al norte de la Costa Blanca, en el noroeste de la provincia de Alicante, bañada por el Mediterráneo y resguardada de los vientos fríos por la barrera montañosa del Montgó


Denia

Denia data su origen en el siglo I a.C., cuando las tropas de Sertorio establecieron en Dianium una base naval durante el Alto Imperio, ubicándose la polis frente al antiguo puerto, al norte de la actual ubicación. Su esplendor durante este periodo le hizo pasar de ciudad estipendiaria a municipio.


Las fiestas patronales de Denia tienen reconocido aprecio por vecinos y viajeros. Se realizan en Julio en honor a la Santísima Sangre. Entre el extenso programa de fiestas, destacan:conciertos, desfiles y el evento que identifica la fiestas patronales: “bous a la mar” (toros al mar). Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, consiste en la suelta de la manada de astados a lo largo de la C/Campos hasta la plaza improvisada en el puerto en la zona del Raset, y en el que los valientes intentan tirar al astado al agua situándose en el borde del dique y esperando a que el animal embista, o bien tratando que el astado les siga y caiga el mar. Desde el agua, una embarcación sin motor, sujeta y traslada al animal sin ningún tipo de maltrato hasta una rampa para su vuelta al ruedo.