De acuerdo con la legislación vigente le informamos que esta web usan cookies para mejorar la experiencia de navegación así como para fines estadisticos. Si continua la navegación se dará por aceptada la utilización de cookies. Más información.x

guía turística

Castillos y Vino

Ruta de los castillos

La “Ruta de los Castillos del Alto Vinalopó” permite conocer algunas de las poblaciones que se crearon y crecieron en torno a una fortaleza, que adquirieron una gran importancia durante la Edad Media. Eran tierras fronterizas y desde esos castillos se controlaban caminos de gran importancia estratégica, como los que unían el litoral alicantino con el interior de la Península (por donde ahora discurre la autovía y el ferrocarril Alicante-Albacete-Madrid) y las que conectaban importantes localidades murcianas (Yecla o Jumilla, por ejemplo) con poblaciones valencianas (Biar, Banyeres, Bocairent, Ontinyent, Alcoy, la Font de la Figuera, etc.). Por todo ello, se puede afirmar que la visita a las fortalezas del Alto Vinalopó nos posibilita efectuar un recorrido por la historia.

Destacan los castillos de Villena, Biar, Banyeres de Mariola y Sax, aunque no debemos olvidar la existencia en los demás municipios de restos de otros baluartes y torres, como los de Beneixama y Camp de Mirra.

El Castillo de Villena es de origen árabe, aunque fue ampliado después de la conquista cristiana por los señores feudales, además en Villena aconsejamos visitar las bellísimas iglesias góticas de Santiago y de Santa María, así como el Palacio Municipal y el Museo Arqueológico “José María Soler”, en donde se exhibe el famoso Tesoro de Villena, una fabulosa colección de objetos artísticos realizados en oro miles de años antes de Cristo.

El Castillo de Sax, situado en lo alto de una cresta rocosa, cuenta con dos torres: la más antigua, del siglo XII (época almohade), y la más grande, la Torre del Homenaje, del siglo XIV. El Castillo de Biar (declarado monumento nacional en 1931) conserva en el interior de su torre principal una interesante bóveda de crucería realizada por los almohades durante el siglo XII. En el centro histórico de Biar no debemos olvidarnos de visitar la bellísima iglesia parroquial y, en los alrededores de la población, el Santuario de Nuestra Señora de Gracia y el acueducto medieval.

En el castillo árabe de Banyeres –situado a 830 metros de altitud, en el centro de la población- destaca la gran Torre del Homenaje (o “Torre Major”), que adquiere gran importancia durante las fiestas de Moros y Cristianos que, en honor al patrón Sant Jordi, se celebran desde hace varios siglos del 22 al 25 de abril.

Al realizar la visita a las poblaciones citadas, comprende el viajero perfectamente que las fiestas mayores de los municipios del Alto Vinalopó son las de Moros y Cristianos, ya que los hechos históricos que las fundamentan todavía parecen permanecer relativamente cercanos, ayudando a la conservación de la memoria colectiva la existencia de las fortalezas árabes en lo alto de las diferentes poblaciones. Bocairent.

Una gran parte de esta “Ruta de los Castillos del Alto Vinalopó” puede recorrerse mediante una singular vía verde: la “del Xixarra”. Dicha vía verde utiliza la explanación de un ferrocarril de vía estrecha que comenzó a funcionar en 1884 (entre Villena y Banyeres), que enlazaba Yecla con Muro de Alcoy y que fue suprimido hacia 1970. Se puede seguir sin apenas problemas el trayecto que seguían el popular tren de vapor conocido popularmente como “El Xixarra” y “el Autovía” (automotor para viajeros, de tracción diesel), partiendo de Villena y continuando por Biar, Beneixama y el caserío de “el Salze” hasta llegar a Banyeres de Mariola, desde donde se puede proseguir hasta Bocairent, Alfafara, Agres y Muro de Alcoy.

Vinos del Vinalopó

El cultivo de la vid en el Valle de Vinalopó (Alicante) es antiquísimo, tanto para la obtención de vino como uva de mesa.

Dentro de este cultivo, podemos diferenciar dos grandes zonas: las que se dedican al cultivo de la vid para la producción de vinos, como Moscatel, Fondillón (MonóvarPinoso, etc,); o las que se dedican a la producción de uva de mesa (NoveldaAspeMonforte del Cid, etc,). La gran calidad de la uva recogida en la comarca, ha promovido que se le otorgue la denominación de origen Uva de mesa embolsada Vinalopó. Una uva de mesa blanca, embolsada, de una calidad superior.

Alrededor de estas localidades observamos un escenario encantador rodeado de viñedos, montañas y desde donde podremos ver la espectacular cantera de mármol, más conocida en la zona como “las cataratas del Vinalopó”.